• Erei Fitness

Merry Mindful Christmas


Tamales season is here!


“And so is the season of burning off whatever I ate last night!”


Ya vienen las fiestas, o bueno en realidad ya están aquí! Es una época donde tendemos a comer y tomar más de lo normal y movernos menos.


La Navidad es un hermoso tiempo para reunirnos, estar en familia, entre amistades, disfrutar las reuniones/cuchumbos y en general sentirnos bien. Sin embargo, para muchos, las fiestas tienen un significado paralelo; comer-sentirse culpable-repetir. Durante este tiempo, puede que nuestra preocupación con la comida aumente y nuestra relación con ella empeore. Nos abruma y nos estresa la cantidad de comida que queremos comer pero que luego nos sentimos culpables de haber ingerido. No la disfrutamos porque mientras comemos estamos pensando en las calorías, en que vamos a engordar, en la grasa, en que mañana voy a hacer gimnasio tres horas. Tomamos esta mentalidad auto-destructiva y vamos con todo.


¿Y si te dijera que puedes comer tamales y no “engordar”? Este sábado impartí el taller del programa de Alimentación Consciente de Erei en San Pedro Sula. Pregunte qué cosas o que relacionaban en general con la Navidad y lo primero que salió al aire fueron, “tamales!” La época navideña es lo que llamamos un trigger o un detonante ambiental que nos produce hambre y antojos que no vienen de hambre verdadera. Esto pasa por años de relacionar las fiestas con abundancia de comida que muchos denominan como “no saludable.” (Lo pongo entre comillas porque, como he explicado previamente, mindful eating tiene un enfoque neutral hacia la comida. No etiquetas alimentos como buenos o malos.) Los tamales, siendo una de esas comidas, “pecados” o “gustitos” que nos damos en la Navidad.


Los tamales no son el problema, el problema es que sobre comemos y muchas veces llegando al punto que nos sentimos físicamente mal. No estamos en sintonía con las señales que manda nuestro cuerpo. Y no sólo tamales, si no también torrejas, pecan pie, lo que sea que te guste comer. Cuando aprendes a comer conscientemente escuchando las señales de hambre verdadera y saciedad de tu cuerpo y sin tenerle miedo a la comida, verás que: un tamal no es aquella gran cosa, no te lo TIENES que terminar todo y los vas a disfrutar aún más.


Recuerda, en las fiestas es normal comer más de lo usual. Esa comida deliciosa que se prepara con tanto amor e ilusión, abunda. Hay una gran variedad de sabores, olores, texturas y está bien querer disfrutar de todo lo que te gusta. Y lo mejor es cuando no sientes culpa. Aunque no etiquete comidas como buenas o malas, claro que hay comidas que aportan más salud a tu cuerpo en cuanto a su contenido de vitaminas, minerales, fitoqímicos (compuestos químicos que producen las plantas #eatmoreplants) que otras. Pero hay otras comidas que no tendrán tanto valor nutricional como las otras, pero aportan social fuel, como me gusta llamarlo. Nos juntamos en la mesa a disfrutar de ellas, a conversar, a disfrutar de nuestras familias y amistades, a practicar gratitud. Todos estos son otro tipo de vitaminas y minerales que nos ayudan a mantener nuestra salud y satisfacer nuestras necesidades sociales, mentales y emocionales.


Una última cosa que les quiero expresar. Hay muchas recetas saludables y “libres de culpa.” Si las quieren probar, esta muy bien! Muchas traen muchos nutrientes y son deliciosas. Pero recuerda, si no te gusta, no te satisfacen y las vas a comer solo porque son “saludables,” “recomendadas,” o “aprobadas”, vas a estar siempre con ese antojo. Cuando lo tengas enfrente, lo más probable te vas a sentir “fuera de control” y vas a sobre-comer. Asegúrate que esas opciones “saludables” y “libres de culpa” te encanten y te satisfagan. Privarse y restringirse son grandes conductores para entrar en un ciclo de exceso.


Asi que...

Da gracias por todas esas delicias que vamos a poder disfrutar.

Come con balance, variedad y moderación.

Siempre trata de incorporar la mayor nutrición posible en ese plato.

No hagas ejercicio para ganarte los tamales (o lo que sea) o para castigarte por haberlos comido. Manténte activo/a porque es parte de tu estilo de vida, para sentirnos con energías para poder disfrutar aún más y sentirnos saludables.

Invierte las energías en las cosas y personas que amas y te hacen prosperar.

Recordemos el verdadero sentido de la Navidad.

Eat (Tamales) Mindfully, Live Vibrantly!

Felices fiestas a todos! Tratense con mucho amor propio, compasión y entendimiento. Todo mi cariño y hasta la próxima.


Natalia Lloyd

Licensed Am I Hungry? Mindful Eating Coach and Facilitator

Soon to be Precision Nutrition Level 1 Coach

64 views0 comments

Recent Posts

See All
EREI.png